RSS

Archivo de la categoría: Uncategorized

La aviación postal en Alicante con ‘El principito’

Ahora, en la actualidad, es un extenso ágora que aúna entre sus aulas el conocimiento y saber de cientos de profesores y alumnos. Pero a principios de siglo XX, hace ya cien años, parte de los terrenos que ocupa el campus de la Universidad de Alicante fueron escenario del primer aterrizaje de un avión en lo que era conocido como el antiguo polígono del Tiro Nacional en Sant Vicent del Raspeig.

En concreto, el 29 de julio de 1911 dos biplanos Salmson 2 A2 tomaron tierra aquí para convertirse en punto clave de la escala, en Alicante, de la pionera línea postal francesa Compagnie Latécoère (posterior l’Aéropostale) en la que trabajaba el aviador y escritor Antoine de Saint-Exupéry, célebre autor de El principito.

Jardín del Hangar

 

Sant Vicent constituía la parada estratégica en el itinerario de una línea aérea que llegó a conectar Toulouse (Francia) con Santiago (Chile), con escala también en Barcelona, Málaga, Tánger, Rabat, Agadir y Cabo Juby (Marruecos), Saint-Louis (Senegal), Recife y Río de Janeiro, Asunción (Paraguay) y Buenos Aires (Argentina). Asimismo, y en paralelo a la citada ruta, operaron dos líneas en la misma compañía que conectaban, mediante hidroaviones, el puerto de Alicante con Orán y Argel (Argelia).

Sello conmemorativo de la ciudad de Alicante

 

Con posterioridad, en febrero de 1919, fue cuando el director general de las Líneas Aéreas Latécoère buscó en las afueras de Alicante una zona para ubicar un aeródromo que sirviese de escala a la citada compañía francesa de correo aéreo. Escogió unos terrenos de propiedad municipal situados en la partida de Los Ángeles, cerca de Sant Vicent.

Cartel modernista de principios del siglo XX

En 1936 el viejo campo de aviación se transformó en el Aeródromo de Rabassa, que se integró en la 4ª Región Aérea y se convirtió en base de la aviación de la República desde 1937.

Antoine Saint-Exupéry

 

Precisamente, Antoine de Saint-Exupéry tuvo la fortuna de visitar Alicante al aterrizar aquí de manera forzosa tras emprender una de sus numerosas aventuras de vuelo. Sucedió en 1926. Parece ser que la estancia le agradó, porque repitió visita unos meses después.

Fragmento de la película El principito:

De la capital de la Costa Blanca, el autor de El principito llegó a decir que “es el punto más cálido de Europa, el único lugar del viejo continente en el que maduran los dátiles. Me paseo sin abrigo, maravillado de esta noche de Las Mil y Una Noches, palmeras, estrellas cálidas, y un mar tan discreto que ni se le oye ni se le ve, apenas se le adivina”.

 
3 comentarios

Publicado por en 07/22/2011 en Uncategorized

 

Etiquetas: , , , , , ,

Los mejores castillos de Alicante

Impertérritos al paso del tiempo, testigos de cruentas batallas y terribles asedios, muchos incólumes a las tropelías y largas embestidas del ejército rival, dominan las tierras de su alrededor desde una privilegiada atalaya o cerro que les permite el control de todo el horizonte que permite divisar el ojo humano. El interior de la provincia de Alicante, montañoso, está jalonado por numerosos e imponentes castillos de origen medieval, algunos de ellos de bellísima estampa. Las localidades de Villena, Biar, Petrer, Banyeres de Mariola, Castalla y Elche cuentan con algunas de las fortalezas más impresionantes de toda la geografía española.

La capital de la provincia de la Costa Blanca, pese a ser una ciudad llana de costa, también se vanagloria de contar en su término municipal con un castillo de imponente factura y de enorme valor estratégico en su época. En lo alto de la sierra del Benacantil, a 170 metros de altitud, se erige el Castillo de Santa Bárbara, cuya construcción data de finales del siglo IX durante la dominación musulmana de la Península Ibérica. El infante Alfonso de Castilla, futuro rey Alfonso X el Sabio, la tomó a los árabes a mediados del siglo XIII. Su apariencia externa, repleta de voladizos, se debe a la fortificación moderna abaluartada de los siglos XVI-XVIII.

El castillo de Biar es, sin duda, uno de los más espectaculares de toda la provincia. Asentado sobre la enorme peña que se yergue sobre la villa, su origen es árabe y fue tomado por asedio en 1245 por Jaime I en su imparable avance en la conquista de todo el Reino de Valencia. Presenta dos murallas concéntricas con cubos cilíndricos y muros almenados y con varios aljibes.

En Villena encontramos una fortaleza de origen musulmán. Asediada y tomada en el año 1240 por Jaime I de Aragón con ayuda de caballeros catalanes y a las órdenes de caballeros templarios y hospitalarios, cuenta con una gran torre del homenaje de 25 metros de altura. Fueron los almohades quienes lo levantaron en la última década del siglo XII.

De los más hermosos y mejor conservados de Alicante se encuentra el Castillo de Petrer, musulmán en origen (siglo XII ó XIII), que pasó a Castilla gracias al tratado de Almizra. Ya en el siglo XIV fue cedido al Reino de Valencia. Tiene planta poligonal de recios muros almenados de mampostería con sillería en las esquinas, sin apenas vanos. El de Sax tampoco desmerece en absoluto. Asentado sobre un peñasco a más de 500 metros de altitud, se trata de una de las tres grandes fortalezas de la comarca del Alto Vinalopó, juntos con las de Villena y Biar.

Uno de los castillos levantados a mayor altura es el de Banyeres. A casi un kilómetro del suelo se empina esta bella fortaleza, desde cuya torre se alcanza a divisar en los días claros las tierras pertenecientes a las tres provincias circundantes (Alicante, Valencia y Albacete) De origen almohade (siglo XIII), pasó a manos castellanas tras la Reconquista. El castillo tiene dos recintos y como en tantos otros, destaca su espigada torre del homenaje.

Os dejo con la ruta de los castillos almohades de la provincia alicantina en un pequeño vídeo:

 
3 comentarios

Publicado por en 07/09/2011 en Uncategorized

 

Etiquetas: , , , , , , , ,