RSS

Archivos Mensuales: mayo 2011

El arte rupestre del Pla de Petracos

En el margen izquierdo del barranco de Malafí, en la localidad alicantina de Castell de Castells, emplazada en la comarca de la Marina Alta, se encuentra una de las muestras de arte rupestre más importante de toda la Península Ibérica. Es el denominado Pla de Petracos, considerado Patrimonio de la Humanidad desde 1998. Este conjunto artístico, caracterizado por poseer una serie de pinturas de gran tamaño y que se encuentra en un excelente estado de conservación, se adapta a la peculiar geografía del lugar, refugiándose, cada una de estas pinturas, en distintos abrigos naturales, ocho en concreto.

De todo el grupo, destacan particularmente cinco pinturas perfectamente visibles (Ciervo herido, Familia, Orantes, El ciclo agrario y Los mitos de la fertilidad) no sólo por ser valiosos ejemplos del Arte Macroesquemático (7.500 y 6.500 años antes de Cristo), sino por reflejar también las creencias en los primeros pasos del Neolítico, es decir, en los primeros momentos de la agricultura y la ganadería.

De esta manera, las pinturas se organizan formando un retablo, que equivaldría a una especie de santuario donde las gentes del momento cerrarían lazos de comunidad y manifestarían un credo relacionado con la fecundidad y la fertilidad de las tierras.

Destaca la representación de la figura del Orante, por su tamaño y su posición centrada. Enfrente del mismo, a unos metros de la pared rocosa, sobresale en el terreno una gran piedra, que podría estar relacionada con el significado de las representaciones pictóricas. En otro abrigo, situado a la derecha del conjunto anteriormente citado, se descubrió la figura de un ciervo herido, que formaba parte de una escena de caza de la que sólo se ha conservado la presa.

Junto a las figuras que representan a los orantes (que llevan los brazos extendidos hacia arriba, y que a veces conforman parejas o grupos), abundan los motivos geométricos, de entre los que sobresalen los de tipo serpentiforme, formados por gruesas bandas sinuosas de desarrollo vertical. Se representan la fecundidad y de la fertilidad como valores principales de los primeros agricultores y pastores.

Al mismo tiempo que se sacraliza el ciclo agrícola, las representaciones femeninas vinculan a la mujer con la fertilidad. Algunos animales representan otros valores concretos, constituyendo el toro la imagen más concreta de la fecundidad. En la cabeza del toro, vista de frente, destacan sus ojos y sus cuernos. Al lado del toro se observa a una mujer vestida con una larga falda, aunque no se conserva la cabeza.

La técnica utilizada es siempre la pintura en rojo y representan figuras humanas con la cabeza a modo de círculo de trazo grueso, que en ocasiones se adorna con una especie de rayos o cuernos, los brazos se representan levantados con la mano abierta en la que se indican los dedos.

Las pinturas rupestres del Pla de Petracos fueron descubiertas en 1980 por miembros del Centre d’Estudis Contestans, de Cocentaina.

Os muestro un vídeo con bellas panorámicas de Castell de Castells:

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 05/29/2011 en Edad Antigua

 

Etiquetas: , , , , ,

El terror llegado del Norte

Procedentes de las tierras frías del Norte, los vikingos asolaron duante siglos las costas españolas, llegando a saquear ciudades de interior como Pamplona y Sevilla en busca de tesoros. Incluso una de estas expediciones atacó Orihuela, en la provincia de Alicante, desde el río Segura, en el año 858 de nuestra era. Por aquel entonces, la ciudad estaba bajo influjo árabe y se le denominaba Uriwala.

Después de haber sembrado el caos en la vecina Francia, la expedición capitaneada por Hasting y Bjorn ‘Costado de Hierro’ al mando de 62 drakkars llegó a la localidad alicantina después de su infructuoso intento de conquistar Santiago de Compostela y arrasar la mezquita de Algeciras, bordeando la Península Ibérica por Portugal y el Sur.

Los vikingos, tal y como tenían por costumbre, saquearon por completo la ciudad de Orihuela, ocupando su castillo. El asedio fue brutal, seguido de un incendio de toda la población. Los invasores se resguardaron en el castillo durante todo el invierno que utilizaron como fortaleza y base militar desde donde zarpaban para continuar con sus ataques por todo el Mediterráneo.

Desde Orihuela, los normandos saltaron al saqueo de las Islas Baleares, Provenza y la Toscana y las zonas costeras del litoral andalusí. También llegaron a la ciudad de Valencia árabe, devastando los barrios periféricos.

Tudmir, el rey árabe que residía en Orihuela, tras la invasión y posterior destrucción de la ciudad por los normandos, se vio obligado a trasladar la capital administrativa de la región a la vecina Murcia, con el refuerzo de las murallas para lograr defenderse y repeler los ataques vikingos que se estaban sucediendo por todo el Mediterráneo.

Orihuela tardó mucho tiempo en reponerse del saqueo de la ciudad. Con empeño y esfuerzo consiguió reconvertirse en un centro neurálgico del comercio islámico en el Mediterráneo bajo el reinado de Abd Al Rahman III.

Conoce un poco más cómo eran los vikingos:

 

Los normandos no escatimaron hombres ni barcos en su conquista de las ciudades costeras hispanas, y solo la tenaz oposición de los reinos cristianos del Norte y de la potente Al-Ándalus en el Sur les hicieron desisitir del empeño. Aunque para entonces media Hispania había ardido ya por las antorchas vikingas.

Ahora descubre las maravillas que encierra Orihuela:

 
4 comentarios

Publicado por en 05/10/2011 en Edad Media

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

El aeródromo republicano

Los vecinos de la pedanía de El Hondón, en Monóvar, constataron que había una guerra civil en España un día del mes de mayo en que los soldados republicanos llegaron con la orden de construir un aeródromo en la vaguada en la que ellos cultivaban trigo y vid. Lo primero que hicieron fue incautarse de la sombra del pino, que era la única que había en varios kilómetros a la redonda, y anexionarle la casa que había a su lado para hacer de ella un cuartel.

Luego construyeron un refugio, un polvorín, una torre vigía y varios nidos de ametralladoras. El objetivo no era otro que dejar una puerta aérea abierta para una evacuación del Gobierno de la República y las personalidades que componían su séquito, ante el color de los acontecimientos.

En la madrugada del 5 de marzo de 1939, el doctor Negrín, Dolores Ibarruri, Rafael Alberti, María Teresa León, Enrique Líster y algunos otros colaboradores salieron desde el aeródromo de El Hondón, llamado El Mañá, en un par de bimotores Douglas de la LAPE (Líneas Aéreas Postales Españolas) hacia la ciudad argelina de Orán. Sobre esos actuales viñedos de monastrell se esfumó la II República. En la actualidad, un monolito conmemorativo y dos refugios antiaéreos dan fe de aquella época.

En el Hondón de Monóvar existía una pequeña base aérea, denominada la posición Dakar, que tenía su última base, más o menos secreta, en los términos municipales de Elda y Petrer, en la llamada Posición Yuste, en la finca el Poblet, debido a la probada lealtad republicana de la provincia de Alicante y de esta zona en particular, escapando de esta forma al pelotón de fusilamiento del que no pudieron escapar otros personajes relevantes del bando republicano y comunista.

El 25 de febrero de 1939 el Gobierno se instaló de forma secreta en las proximidades de Elda, una zona que reunía las suficientes condiciones de seguridad que ya no se daban en una Valencia que se había convertido en capital de la República.

La sede del Ejército de Tierra se instaló en las Escuelas Graduadas de la zona, al mismo tiempo que dos chalés de la Ciudad Vergel fueron habilitados para el Servicio de Información Militar (SIM) Mientras, la sede del Comité Central del Partido Comunista se establecería en una finca situada detrás de la actual gasolinera ‘Idella’.

En la Posición Yuste, el Gobierno legalmente establecido solo duró diez días, pues la revuelta del Coronel Casado que intentó llegar a un acuerdo de paz con Franco al que Negrín se oponía y el reconocimiento de las democracias europeas del bando golpista, aceleró la inevitable victoria del ejército franquista y el fin de la Guerra Civil. Las fuerzas casadistas fueron capturadas a las afueras del aeródromo de Monóvar y conducidas a la cárcel de Alicante.

El ocaso del conflicto armado tuvo lugar en Elda el 29 de marzo, cuando fue izada en el Ayuntamiento la bandera roja y gualda, y una fuerza militar con tropas italianas de la división Littorio entró en la ciudad.

II Marcha cívica por la recuperación de la memoria histórica en Alicante: 

 

Alicante fue la última provincia en caer bajo el bando fascista. En el Puerto de la ciudad se concentraron miles de republicanos que intentaron escapar al exilio en algún barco. Pero más de 4.000 antifascistas fueron hechos prisioneros aquí.

 
1 comentario

Publicado por en 05/02/2011 en II República

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,